Protección solar y el cuidado de la piel

A inicios de los ochenta no había en el país filtros (protectores o bloqueadores). Pero hoy la radiación solar es muy fuerte y más en las ciudades de altura, Arequipa y Cuzco son un ejemplo. Lima, no es ajena a esto y con la llegada del verano es importante revisar el tema.

Existen dos tipos de filtros solares:

  • Filtros físicos: Que comercialmente son llamados “minerales”, son polvos disueltos en un vehículo cremoso. Los rayos solares rebotan ante estos compuestos depositados en la piel.
  • Filtros químicos: Que se mezclan en la piel absorbiendo y neutralizando los rayos solares.

La mayoría de compuestos comerciales tienen una mezcla de filtros físicos y químicos.

La personas con alergia a un filtro solar, generalmente es porque tienen una sensibilización a algún filtro químico. Por lo tanto, lo indicado es que usen un filtro físico o mineral.

Existen comercialmente filtros minerales que, en el pasado, tenían sobre la piel un efecto mimo o cara blanca o cara de payaso. En la actualidad, este efecto es más tenue por la salida de nuevos productos cada vez más cosméticos.

Quienes tienen la piel sensible, deseen prevenir el cáncer o deseen disminuir el efecto del envejecimiento, deberán usar un filtro o bloqueador solar invierno y verano. Sin embargo, es necesario agregar que hay cutis que envejecen más por una tendencia genética.

Hasta el momento, no existe un análisis predictivo para saber que piel joven envejecerá más rápido por el efecto solar a través del tiempo.

Existen también capsulas que tomadas antes de la exposición pueden proteger la piel, pero por si solas no son suficientes. Son una protección complementaria.

Una recomendación final: Deben aplicarse los filtros en los labios y en las orejas, algo que no siempre se tiene en cuenta.


Humberto Costa
Dermatólogo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *